lunes, mayo 10

Manténgase hidratado en los días de calor intenso

0
  • Conozca las bebidas más recomendadas

La época seca está por llegar a su final, pero antes se darán los días de calor más intenso, donde el cuerpo se deshidrata con mayor facilidad y por eso es necesario que se dé un mayor consumo de líquidos para evitar que se pueda presentar algún problema de salud producto de la falta de líquido.

Carolina Villalobos, nutricionista de Consumo Inteligente Integral de FIFCO explica que el cuerpo del ser humano está compuesto por 50% agua lo que deja claro el papel tan importante que tiene en el funcionamiento de todo el organismo.

“Gracias al agua de nuestro cuerpo podemos transportar los nutrientes que necesitan nuestros órganos y tejidos, tener una buena digestión, mantener en equilibrio la temperatura corporal, favorecer un balance de nuestra presión sanguínea y eliminar residuos o sustancias de deshecho”, indicó la nutricionista quien advirtió la necesidad de mantenerse siempre consumiendo líquidos.

¿Cuándo se da la deshidratación?

El problema de falta de líquido en el cuerpo se puede dar bajo diversas circunstancias pero el factor común es que hay una mayor pérdida de agua que de lo que se ha consumido.

“La pérdida de agua de nuestro cuerpo también puede traer consigo la pérdida de minerales (electrolitos) importantes que mantienen en equilibrio las reacciones químicas vitales”, agregó Villalobos.

Además puede haber condiciones especiales que provoquen también que el cuerpo pierda líquidos y por ende se pueda llegar al punto donde el funcionamiento se ve alterado.

“Todo aquello que aumente la temperatura del cuerpo puede causar deshidratación. Cuando sudamos más hay mayor pérdida de líquido y electrolitos.

Por lo tanto, es importante reponer el líquido perdido de forma constante, sobre todo si estamos expuestos a un clima caluroso o si realizamos ejercicio o al hacer un trabajo extenuante al aire libre”, enfatizó la nutricionista.

Reponer líquidos

Cuando se comienza a sentir algún tipo de malestar que pueda estar relacionado con la deshidratación lo que se debe de hacer es reponer esos líquidos e incluso tener claro que a diario se tiene que consumir cierta cantidad de agua para evitar llegar a ese punto.

En este sentido Villalobos manifestó que “la recomendación diaria de líquido es de 2 Litros. Se aconseja que al menos la mitad de esta cantidad, sea de agua pura. También se puede alcanzar la recomendación con otras bebidas idealmente sin azúcar y baja en calorías”.

Pero hay que tener presente que lo anterior es pensando en actividad física normal, si se va a hacer ejercicio o trabajos al aire libre, pues entonces la cantidad necesaria puede ser mayor y siempre hay que buscar que sea lo más saludable posible.

Cabe mencionar además que no solo sirven para hidratarse los líquidos, también hay alimentos que ayudan con esto y además pues sacian el hambre, por lo que son un gran aliado.

“Los alimentos ricos en agua como las frutas y vegetales pueden contribuir a mantener una buena hidratación. También las sopas y las comidas mojadas o en salsas, esto es muy práctico para adultos mayores quienes suelen consumir poco líquido en su dieta y tienden a deshidratarse con más facilidad”, recalcó Villalobos.

Dentro de las frutas y vegetales que se pueden consumir están el melón, la sandía, pepino, lechuga y tomate.

Bebidas embotelladas

En las pulperías y súper mercados se pueden encontrar varias opciones de bebidas embotelladas que se vende como hidratantes, son las conocidas isotónicas, sin embargo estas no son del todo recomendables en cualquier situación.

Según señaló la nutricionista estas más bien son pensadas para personas que practican deportes y actividad física moderada a intensa, es decir no es para reponer el agua que se pierde normalmente.

“Si el entreno es menos de unos 30 minutos basta con tomar agua, pero si el entreno se extiende más de 45 minutos a una hora se recomienda tomar algún rehidratante como una bebida isotónica”, indicó.

Incluso adicionalmente dijo que si es un entrenamiento muy intenso o en un lugar caluroso, podría ser necesario recurrir a estas bebidas al menos una hora antes de comenzar con la rutina.

“Al elegir una bebida isotónica se debe preferir una sin azúcar, sin embargo, en deportes de endurance o si el entreno es muy intenso y se va a durar mucho más de una hora, es mejor optar por las que contienen azúcar para ayudar a reponer también los carbohidratos”, recomendó.

Finalmente si la deshidratación llega a un punto donde se da una descompensación entonces ya a lo que se debe de recurrir es al suero oral para poder garantizar que el cuerpo vuelva a la normalidad ya que no es solo líquido lo que perdió si no también electrolitos.

“El suero oral se suele utilizar más por condiciones médicas, como una diarrea, vómito, fiebres o una gran hemorragia que provoque una disminución del volumen sanguíneo causando peligro para la vida”, concluyó Villalobos.

Compartir.

Deja un comentario