martes, enero 18

Convenio evita que trabajadores de la educación se queden sin seguro

0
  • Durante octubre se presentaron problemas

En medio de la emergencia que vive el país por la pandemia y la exposición que están teniendo los docentes cuando dan las clases de manera presencial, se quedaron por cerca de un mes sin recibir atención médica.

Así denunciaron varios afectados ante los diferentes sindicatos, solicitando ayuda, ya que pese a tener citas programadas o tener algún padecimiento simplemente no fueron atendidos en los hospitales de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS).

Esto se debe a que el Ministerio de Educación Pública (MEP) aparece moroso con la institución, una deuda que al parecer tiene varios años y que ahora se encuentra en cobro.

Lo que llama la atención es que como patrono el MEP no ha dejado de hacer la deducción del porcentaje establecido por ley para la cuota del seguro social, algo que consideran injusto.

Convenio

De inmediato los representantes de los diferentes sindicatos de la educación comenzaron a presionar para que el Ministerio y la Caja lograran solucionar la situación y salvaguardar con ello el derecho de los educadores y trabajadores de la educación en general para tener acceso a la salud.

“Nos parece inaudito que nuestras trabajadoras y trabajadores de la educación sean los afectados con esta situación, misma que les genera problemas al solicitar atención médica en los centros de salud. En el SEC exigimos una solución a esta situación, para evitar una mayor afectación al personal de la educación costarricense”, indicaron en el Sindicato de Trabajadoras y Trabajadores de la Educación Costarricense (SEC).

Es así, como tras varias negociaciones el pasado tres de noviembre, a las 9:00 p.m., se firmó un convenio de arreglo de pago entre la Caja Costarricense de Seguro Social, el Ministerio de Hacienda y el Ministerio de Educación Pública que pone fin a la problemática que afectó a miles de trabajadores de la educación durante todo el mes de octubre.

Es así como desde ese momento ya no debe existir ningún contratiempo para que las personas funcionarias del MEP asegurados directas y sus dependientes, puedan recibir atención médica, servicios hospitalarios y de medicamentos, así como subsidios.

Este acuerdo se alcanzó gracias a la presión ejercida por los sindicatos integrantes de la Junta Paritaria de Relaciones Laborales.

Uno de ellos es la Asociación Nacional de Profesores de Segunda Enseñanza (APSE) que de inmediato mostró su satisfacción por el logro alcanzado, sin embargo hizo un llamado a que se esté atento en caso de que se de algún problema.

“En caso de seguir presentando algún problema con este tema, puede acudir al Departamento Legal de APSE enviando un mensaje de texto a nuestra plataforma de whatsapp al número 8956-2476, opción 1”, indicaron.

Por su parte, los representantes del SEC se mostraron satisfechos por conseguir el convenio, sin embargo enfatizaron en que nunca debió ocurrir.

“Esperamos que este tipo de problemáticas con atrasos de cuotas a la CCSS no se vuelvan a presentar, ya que es un pago que se ejecuta con dinero que puntualmente se rebaja mes a mes, del salario de nuestras trabajadoras y trabajadores”, comentaron.

En esta misma línea la Asociación Nacional de Educadores (ANDE) señaló que “ANDE se mantendrá al pendiente para garantizar que este acuerdo se cumpla y nuestra afiliación no sufra nuevas afectaciones”.

Sin pago

Dentro de las situaciones que fueron denunciadas por esta problemática está que personas docentes que fueron incapacitadas, aparentemente por esta misma razón no les pagan la incapacidad en la Caja, por lo que se quedan sin el dinero que requieren para cubrir sus gastos y los de su familia.

Tal es el caso de Alonso Lizano, quien contó a Revista Magisterio, que el pasado 4 de octubre se sometió a una operación de corazón debido a una dolencia que tenía.

Por esta razón lo incapacitaron una primera vez y en ese momento recibió su paga sin ningún problema.

“Luego llegó la segunda incapacidad, por la misma razón, pero no me llegó el pagó por lo que me fui a consultar al centro médico y me dicen que la incapacidad no está registrada que por eso no se la pueden pagar”, relató Lizano.

Es decir que pese a que una incapacidad ya había sido pagada, la otra no y lo único que cambió de la primera a la segunda, es el tema de la morosidad, al cierre de esta edición estaba a la espera de que la situación se le solucionara.

Como él, una importante cantidad de docentes estaban preocupados por la situación que se estaba presentando y esperan que con el convenio se les pague y quede atrás todo este asunto.

Compartir.

Deja un comentario