viernes, agosto 12

Redes sociales son usadas para venta de drogas de forma atractiva

0
  • Autoridades tienen más de 1200 sustancias identificadas

Las autoridades del Instituto sobre Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA) tienen todas las alarmas encendidas y piden a los padres de familia y adultos en general estar atentos a los perfiles en redes sociales que pueden estar visitando las personas menores de edad.

Esto porque según se ha detectado es por este medio que se están promocionando y ofreciendo de manera muy atractiva diversos tipos de drogas, lo que las hacen más llamativas para los adolescentes y jóvenes que justamente son los más propensos a caer en los vicios.

Y es que justamente quienes venden este tipo de sustancias tiene mucha creatividad para disimular su ilícito negocio ya que las presentan como:

– Incienso místico
– Sales de baño
– Abono para plantas
– Productos químicos de investigación
– Artículos de coleccionista
– Euforizantes legales
– Legal highs

Y es mediante estados de Facebook, Whatsapp e Instagram que logran alcanzar a los potenciales “clientes” a los cuales les hacen entrega de los productos por venta directa, envío mediante correo certificado o entrega exprés.

1200 sustancias identificadas

Según el registro de las autoridades de salud, a la fecha se tienen identificadas más de 1200 nuevas sustancias psicoactivas, es decir drogas, que causan dependencia y provocan daños irreversibles en la salud física y mental a quienes las usan.

Lo que más preocupa es que son elaboradas en laboratorios clandestinos, sin ningún control y a partir de sustancias químicas, plantas o combinación de ambas y lo que más preocupa es que son mucho más potentes, más adictivas, más letales y con facilidad de fabricación y trasiego.

Justamente las personas adultas jóvenes y adolescentes son los mayores consumidores ya que las utilizan con fines recreativos en megafiestas y convivios, pero ese puede ser solo el primer paso para terminar en una adicción.
La doctora Helvethya Alfaro, especialista en sustancias psicoactivas y funcionaria del IAFA explicó que hay gran preocupación por los efectos que dejan los compuestos de este tipo de drogas en el organismo.

“Se ha evidenciado que cada vez más hay más de las llamadas nuevas sustancias psicoactivas, o drogas emergentes, por lo que está claro que hay más consumo. Algunas sustancias existen desde hace mucho tiempo, pero actualmente se utilizan más, esto es preocupante dado que se fabrican sin regulaciones y con productos muy nocivos para la salud. Son drogas altamente adictivas, tóxicas; generalmente se trata de sustancias sintéticas” detalló la doctora.

Otra preocupación es que estas nuevas sustancias no se reflejan en los exámenes de laboratorio de drogas “clásicos” entonces esto hace que cuando se tiene sospechas por parte de los padres de familia el joven lo pueda ocultar con mucha facilidad.

“Es muy difícil esclarecer, durante la valoración, qué tipo de sustancia consumió la persona; por lo que resulta, muy complicado el abordaje que debe ofrecer” comentó la doctora Delma Vaglio Marín, Encargada del proceso de atención a pacientes.

Estrés

En este escenario, cabe resaltar que uno de los principales motivos que pueden terminar llevando a la compra y consumo de drogas son el estrés y la depresión.

Justamente organizaciones dedicadas a la promoción de la salud y expertos en sustancias psicoactivas coinciden en que la pandemia provocada por el virus SARS-CoV-2 causó dificultades económicas, mayor desigualdad, más pobreza y mayor estrés lo que se traduce en aumento de problemas de salud mental y la búsqueda de escape de la realidad.

Así se puede constatar en los datos del Informe Mundial sobre Drogas donde se indica que en el último año, 275 millones de personas en el mundo usaron alguna droga y la mayoría de países identifican aumento de consumo de cannabis.

En este sentido es muy importante estar atentos a cambios de conducta en las personas o señales como:

– Cambios abruptos en el estado de ánimo
– Alteración en rutina de sueño y alimentación
– Aislamiento y poca comunicación
– Dificultades en la concentración
– Bajo rendimiento académico o ausentismo
– No participar de las actividades habituales
– Cambio de grupo de amigos
– Mentiras o justificaciones constantes

Si se detecta alguna de estas es bueno conversarlo y buscar la manera de ayudarlo, en especial con los menores es fundamental tener su confianza para que les cuenten las cosas.

Finalmente es preocupante saber que Costa Rica ocupa el cuarto lugar en relación a la prevalencia del consumo del éxtasis en el mundo, según la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, solo superado por Estados Unidos, Canadá y Belice.

Compartir.

Deja un comentario