viernes, mayo 24

Buceo puede ser una buena práctica para conservación del ambiente

0
  • Fundación promueve la práctica del deporte con sentido responsable.

La Fundación The Clean Wave y Mantas de Costa Rica, junto con la iniciativa Buceo ConCiencia de España, promueven la práctica del buceo como algo más que un pasatiempo.

Específicamente buscan que más y más personas se apasionen por este deporte pero como una práctica de sostenibilidad ambiental para incentivar la conservación de los mares.

Las Islas Murciélago en el cantón de La Cruz, Provincia de Guanacaste son un excelente escenario para poder entender el concepto que están promoviendo y toma fuerza.

De acuerdo con Andrés Bermúdez, Presidente de The Clean Wave, la iniciativa es posible gracias a la Asociación Centro de Rescate Marítimo (CREMA), Mantas de osta Rica y el Centro de Buceo BA Divers.

Según explicó Bermúdez la comunidad de “practicantes del buceo en el país es un buen nicho para promover la sostenibilidad en los mares, por eso, hemos querido convocar a este grupo para llevar nuestro mensaje en favor de la sostenibilidad porque generalmente se trata de personas que están imbuidas en ese concepto”.

Para conocer un poco más la Asociación CREMA es una Organización No Gubernamental dedica a proteger, conservar y propiciar un manejo ecosistémico de los recursos marinos formada en el año 2012.

Por su parte, Mantas de Costa Rica es una organización sin fines de lucro que busca la protección de las mantarrayas oceánicas (mobula birostris) a través del monitoreo y la comprensión.

Y la Fundación The Clean Wave se unió a este esfuerzo creando una alianza para poder difundir y presentar a la población la maravilla de esta especie y su importancia en la salud de los océanos.

Todas estas entidades se unieron e impulsan Buceo ConCiencia que es un proyecto creado por la española, Maibe Hermoso, quien realizó un doctorado investigando el interés de los buceadores en participar activamente en la ciencia.

En el estudio que ella fue desarrollando, se dio cuenta que los buceadores tenían muchas ganas de ser parte activa de la conservación marina, pero

no tenían los conocimientos en biología marina, ni encontraban la forma de adquirirlos.

Fue en ese momento que identificó una oportunidad no solo de hacer lo que le gusta, sino además de ayudar a otros a conseguirlo y así dar una apoyo al planeta, que tanto lo necesita.

Es por ello que hace casi 3 años fundó Buceo ConCiencia, una academia de

conservación marina para buceadores y amantes del mar.

“El buceo nos sitúa en una posición privilegiada como testigos de lo que ocurre bajo el agua; por eso, promovemos que los buceadores actúen en consecuencia tomando un papel activo en su protección. Desde nuestra academia enseñamos sobre biología marina en formato online, Expediciones Conciencia o viajes de buceo internacionales que centrados en el reconocimiento de la biodiversidad marina de los lugares que visitamos”, explicó Hermoso.

Islas Murciélago, lugar donde arrancó el proyecto, es un archipiélago rocoso en Guanacaste justo al oeste de la Isla Colorada. Se trata de un territorio protegido como parte del Parque Nacional Santa Rosa que posee una diversa variedad de fauna y marina en una zona visitada regularmente por turistas y buceadores.

Incluso como parte de este impulso a esta actividad realizó un viaje a Costa Rica y fue durante el mismo que Hermoso visitó proyectos de conservación marina del país llevando a cabo diferentes actividades.

Otro de los objetivos es brindar charlas como “La Importancia de los Tiburones en los Ecosistemas Marinos”, la cual impartió en el Auditorio de la Escuela de Biología Marina de la Universidad de Costa Rica (UCR).

La página Shark Tower explica que el ecosistema de los océanos requiere

necesariamente de una buena población de tiburones porque estos grandes

depredadores se encargan de regular la cadena alimenticia, proporcionando a los ecosistemas un equilibrio necesario para su sustento.

“El tiburón es el espécimen encargado de mantener la cadena alimenticia oceánica, ya que se alimenta de las especies más abundantes, generando un equilibrio entre los niveles poblacionales de las distintas especies que componen los ecosistemas”, señala esa fuente digital.

De esta manera el buceo se puede comenzar a ver como algo diferente, que si bien permite divertirse y ver las maravillas del océano, podría ir más allá y convertirse en un mecanismo de protección de recursos naturales.

Compartir.

Deja un comentario