sábado, marzo 2

Liceo Rural es ejemplo para todo el país

0
  • Durante cuatro años no ha registrado deserción

El Liceo Rural de San Joaquín de Cutris, en San Carlos, es un verdadero ejemplo para todo el país, ya que ha logrado lo que todo centro educativo y lo que cualquier sistema de educación mundial desearía, que ningún niño, niña o adolescente deje los estudios.

Desde hace cuatro años esta institución ha hecho que el Ministerio de Educación Pública vuelva su mirada hacia el trabajo que docentes, administrativos y la comunidad realizan para mantener a sus estudiantes en las aulas.

En este colegio todos los estudiantes inician y finalizan su proceso educativo con entusiasmo y sin tropiezo, ellos aseguran y reconocen en la educación y formación que reciben que es la permanencia en el sistema lo que les ha abierto puertas para su desarrollo personal.

Cynthia Sánchez Rodríguez es la directora de esta institución, donde hay 99 estudiantes, cinco docentes, una orientadora, una oficinista, dos Auxiliares de vigilancia y una cocinera, y todos en conjunto mantienen el éxito del colegio pero sobre todo de las personas que están formando.

Por eso expresó que la familiaridad con la que se conduce el centro educativo, la alegría que contagia el cuerpo docente y administrativo y la motivación mantienen cautivos a los muchachos y esa es la clave del éxito que durante los últimos cuatro años han alcanzado y esperan mantener en el tiempo.

“A partir del 2018 empezamos a trabajar en las debilidades y fortalezas que nos indicaba la comunidad educativa. Dentro de las debilidades encontramos el poco conocimiento de emprendedurismo que tenía el personal, los jóvenes indicaron que ocupaban más actividades para convivir y mejorar la infraestructura”, indicó Sánchez.

Con estos puntos claros se comenzó a trabajar para darle el giro que se requería y para el 2019 establecieron un plan de trabajo que está dando éxito y hoy tiene a las autoridades y muchas personas con la mirada puesta en ellas.

Un de las acciones que implementaron es que los estudiantes más aventajados ayudan a los que tienen dificultades académicas con el objetivo de avanzar juntos, es decir todos avanzan de la mano con la meta clara y de forma solidaria.

Y con ellos el cuerpo docente los acompaña, para ser la guía que les permita llegar a ese objetivo, que al final del día será la que los permita tener éxito en muchas áreas de su vida.
“Comenzamos a involucrar a los estudiantes en los proyectos de emprendimiento, a tal punto que desarrollan ferias de emprendimiento con sus propios productos”, agregó la directora.

Ejemplo de ello es que este año realizaron la primera feria demostrativa en el liceo y por medio de una red comunitaria dieron a conocer sus productos, por lo que hasta los han invitado a ferias fuera de la comunidad.

“Los jóvenes están tan motivados que ellos desean que llegue la lección de socio productividad. Incluso hay estudiantes que son de comunidades más alejadas que tienen otros cerca, pero prefieren venir a este porque les llama la atención el proceso que nosotros implementamos”, destacó Sánchez.

En este proceso, también tiene un papel fundamental para el trabajo de la institución porque adquieren materia prima y apoyan las necesidades de la institución.

“La junta compró tres maquinas de coser y los docentes llevaron cuatro. Una máquina la compró una docente con su aguinaldo y los chicos le agradecen siempre el gesto”, dijo Sánchez.

El colegio cuenta con una hectárea de terreno donde los muchachos y muchachas producen yuca con el apoyo de la junta, culantro, abono orgánico con los desechos del comedor estudiantil, helados, maceteros a base de fibra de coco y cajetas.

“Hemos tenido estudiantes que vienen con un problema de rendimiento académico y cuando llegan acá los logramos nivelar e incluir en la comunidad educativa y que se sientan bien”, destacó.

En cuanto a lo académico, la interacción y sobre todo la tecnología han sido aliados muy importantes para lograr este excelente resultado.

Ruth Aguilar Cabezas, coordinadora de Liceos Rurales, comentó que el emprendimiento no consiste en hacer para vender, sino que es una manera de darle solución a los problemas.

En el país existen 127 Liceos Rurales. El Liceo Rural de San Joaquín de San Carlos nació en 1999 como telesecundaria y en el 2022 logra convertirse en Liceo Rural gracias a la dotación de infraestructura.

Compartir.

Deja un comentario