viernes, mayo 24

Virus Respiratorio Sincitial preocupa a médicos

0
  • Piden políticas estatales para frenar incidencia 

Médicos pediatras especialistas en infectología, neumología, neonatología y cardiología expresaron su preocupación por la incidencia del Virus Respiratorio Sincitial (VRS).

Durante el Congreso de la Sociedad Latinoamericana de Infectología Pediátrica (SLIPE), este fue un tema central ya que es una enfermedad que afecta especialmente a prematuros o a poblaciones en riesgo, como recién nacidos con enfermedades cardíacas o pulmonares crónicas.

Ante el incremento de casos es que los médicos hicieron un llamado a la gestión de políticas públicas más favorables y homologadas en la región, para la prevención de complicaciones en las poblaciones mencionadas.

Esto especialmente por el creciente incidencia e irregularidades en la estacionalidad del VRS en Latinoamérica tras la pandemia y las consecuencias que puede provocar siendo un virus común, pero que puede causar una enfermedad grave en prematuros y poblaciones en riesgo.

Y es que, si bien no es un virus nuevo, el confinamiento causado por la pandemia está generando más con datos de ReSViNet, una red global de sitios de vigilancia del VRS, las tasas de hospitalización por esta condición en niños menores de cinco años en América Latina son hasta tres veces más altas que en América del Norte.

En los primeros años de vida, los bebés tienen un mayor riesgo de sufrir una infección grave por VRS en comparación con los niños mayores o los adultos, porque sus cuerpos aún no han producido suficientes anticuerpos.

Por ello, el VRS adquiere una relevancia particular en nuestra región, pues durante ciertas estaciones del año su impacto llega a afectar hasta al 90% de los niños en sus dos primeros años de vida, convirtiéndose en el epicentro de las infecciones respiratorias infantiles.

Los médicos destacaron que actualmente no hay un tratamiento específico para evitar el contagio por VRS, pero se puede proteger a los prematuros más vulnerables con una terapia existente en la región que ha mostrado eficacia desde hace 25 años.

La Dra. María Luisa Ávila-Agüero, Infectóloga Pediatra y Presidente de SLIPE, destacó que “es muy importante garantizar la atención del VRS en poblaciones vulnerables, por ello acelerar la gestión de política públicas homologadas en todos los países de la región latinoamericana para facilitar el acceso equitativo a la educación, detección, prevención y tratamiento oportuno, será la base para una correcta atención del VRS en Latinoamérica.”

Así mismo, durante un simposio se encontraron varias voces a las que la Dra. Lydiana Avila De Benedictis, Neumóloga Pediatra y Directora del departamento pediátrico de ALAT aprovechó para enmarcar la importancia de “generar un consenso que permita homologar mejores prácticas de diagnóstico oportuno, considerando incluso zonas remotas, así como esquemas que aseguren el cuidado a las poblaciones más vulnerables”.

Además, enfatizó que “en la región se han comenzado diversas iniciativas para impulsar la creación de políticas públicas que agilicen la atención del VRS en Latinoamérica y que pueden y deben servir de referencia a otros países”.

Hablando específicamente de Costa Rica, se han logrado implementar acciones, políticas integrales y estratégicas que van dirigidas a prevenir la mortalidad infantil, basadas en un enfoque de atención integral que abarca desde la atención prenatal de calidad hasta la promoción de la lactancia materna exclusiva y al mismo tiempo, permitiendo el acceso a servicios de salud de calidad, logrado significativos avances en la reducción de las tasas de mortalidad infantil a lo largo del tiempo.

Sin embargo, es importante ponerle atención a este virus específico, ya que, como se vio este 2023, el Hospital Nacional de Niños, colapsó por la cantidad de infecciones respiratorias.

En cuanto a las alternativas de tratamiento el Dr. Alberto Hegewisch, Director Médico de AstraZeneca Latinoamérica mencionó que “El acceso al actual anticuerpo monoclonal es clave para atender complicaciones en miles de casos que se presentan anualmente en Latinoamérica, desde hace 25 años palivizumab ha sido el único medicamento para atender a estos pacientes en la región. Celebramos el desarrollo de nuevas y futuras innovaciones que pueden ser complementarias a la terapia actual y brindar protección a más poblaciones que hoy corren un riesgo menor que los prematuros o bebés con cardiopatías.”

Cabe destacar que este año la Organización Mundial de la Salud hizo un llamado para alertar sobre la tripledemia, combinación de presencia de VRS, influenza y Covid-19, enfermedades respiratorias que continúan afectando en nuestra región.

Compartir.

Deja un comentario