miércoles, abril 17

Quemaduras en menores se pueden evitar

0
  • 2023 presenta incremento en niños atendidos por descuidos.

“Una quemadura debe prevenirse”, es el eslogan mediante el cual una campaña busca lograr que los padres o encargados de menores de edad sean cuidadosos y eviten quemaduras en los más pequeños de la casa.

Ya sea con pólvora, o en lugares donde se está cocinando, por ejemplo los tamales, es donde se debe de tener mayor cuidado para poder evitar el dolor de una quemadura.

La Asociación Sobreviviendo a Quemaduras del Hospital Nacional de Niños (ASOQUEM HNN), con apoyo de la empresa privada, presentó esta iniciativa para hacer un llamado vehemente a evitar quemaduras infantiles en lo que resta de este año.

Y es que la tendencia del primer semestre ha sido al alza por lo que se superarían las cifras del año anterior que no fueron nada alentadoras.

“Continuamos en esta labor de prevención con mucho amor por nuestra niñez y adolescencia. Sin embargo, debemos hacer un llamado vehemente “Una quemadura debe prevenirse” El llamado es para padres, madres, personas cuidadoras, para que extremen las medidas preventivas sobre todo en el hogar y la cocina, donde más se registran casos. Esta campaña cuenta con mensajes preventivos para evitar todas las formas de quemaduras, entre ellas las nuevas como cuando se aplican vaporizaciones para resfríos y dejan el agua caliente, por ahí”, explicó Cintia Bermúdez Chavarría presidenta de la asociación.

Los líquidos calientes son la primera causa de las quemaduras en los más pequeñitos de la casa, entre ellas, frijoles hirviendo, bebidas calientes o agua en la bañera, todos escenarios que se pudieron perfectamente evitar.

Cada día hay nuevos registros también por agua de vaporizaciones y quemaduras por fricción, esta últimas debido al aumento en el uso de las motocicletas y bicimotos eléctricas.

Las estadísticas del Hospital Nacional de Niños, revelan que hasta junio del presente año se registraron 146 casos, entre ellos 84 niños y 62 niñas que requirieron hospitalización.

Además más de la mitad, el 56% de estas quemaduras las sufren niñas y niños

menores de cuatro años, lo que hace aún más lamentable y dolorosas estas situaciones.

Como ha sido históricamente, San José y Alajuela son las provincias donde se han registrado la mayor cantidad de casos, y en este 2023 hay 75 y 20 respectivamente, seguidas con Limón con 13, Puntarenas y Guanacaste con 12, Cartago con 9 y Heredia con 5.

Pero la principal preocupación y advertencia que hacen las autoridades es que de continuar esa tendencia, en el segundo semestre se superaría la cifra de 280 casos del año pasado.

Del 2017 a junio del presente año, el Hospital Nacional de Niños registró un total de 1987 casos. El año 2020 (inicio de la pandemia COVI19 en Costa Rica) fue el más alto con 341 internamientos.

Para lograr hacer conciencia en los adultos, que son los responsables y encargados de los menores y por eso la campaña cuenta con diversos materiales de comunicación para apoyarlos.

La idea es que las familias se unan a la prevención de quemaduras, incluyendo un spot de cine, cuñas de radio, infográficos para redes sociales y una guía digital.

Todo esto está a disposición de todos los interesados y se pueden descargar del sitio web donde se encuentra toda la información de la campaña:

www.prevengamosquemaduras.com

Además están los perfiles de redes sociales:

https://www.facebook.com/UCINQ.CR

La campaña “Una quemadura debe prevenirse” cuenta con el apoyo de: Assa Seguros, Cadena Radial Costarricense, Clover, Eucerin, Eurohogar, Numar y Pastas Roma.

Compartir.

Deja un comentario