miércoles, abril 17

Mujeres enfrentan dificultades para acceder a sistema bancario nacional

0
  • Brecha de género lleva años estancada en este tema.

El III Informe de Brechas entre Hombres y Mujeres en el Acceso y Uso del Sistema Financiero en Costa Rica, 2023 muestra una vez más que las mujeres no cuentan con las mismas facilidades para poder acceder a sus servicios.

El estudio es elaborado por las Superintendencias Financieras en conjunto con el Instituto Nacional de las Mujeres (Inamu) y al Sistema de Banca de Desarrollo (SBD) y muestra que pese a que las mujeres muestran mayor propensión a ahorrar e inclusive son mejores pagadoras, registran en promedio saldos de ahorro y de crédito menores que los hombres.

Esto solo revela que por alguna razón, tienen menor capacidad de ahorro y de acceso al crédito, es decir el sistema no está haciendo nada para poder lograr cerrar la brecha, ya que lleva años en esta misma situación.

“El sector financiero no ha logrado transformar sus aspiraciones de atender la brecha de género con sus productos financieros y dar pasos decididos para lograr una verdadera equidad en el acceso a los recursos de la industria. Desde las Superintendencias, nuestro compromiso continuará siendo el de ofrecer la mayor información del mercado, que les permita a los entes regulados desarrollar sus planes estratégicos de manera tal que puedan tomar las mejores decisiones en esta materia”, explicó Rocío Aguilar, Superintendente General de Entidades Financieras y Pensiones.

Algunos de los datos que llaman la atención son que, la brecha entre la cantidad de mujeres y hombres con operaciones de crédito bajó de 22% en el 2018 a 18,4% en el 2022, es decir en lugar de facilitarse, más bien  se le pueden estar poniendo más complicaciones a las mujeres.

Pero eso no es todo, si se analiza el saldo del crédito total adeudado por mujeres equivale al 70% de los hombres, lo que en palabras sencillas quiere decir que por cada colón que los hombres reciben de crédito, las mujeres reciben 0,70 centavos de colón.

“Este informe es un insumo relevante, para orientar acciones para erradicar factores y condiciones que históricamente impiden o limitan a las mujeres acceso en igualdad de condiciones que los hombres en los campos económicos.  Debe comprenderse que las mujeres requieren acciones afirmativas, concretas para superar desigualdades comprobadas y garantizarles el acceso y el uso a los productos financieros”, comentó la Presidenta Ejecutiva del INAMU, Adilia Caravaca.

Los hombres lideran la cantidad de crédito de fomento productivo, adueñándose de las carteras de Gran Empresa, Mediana Empresa y Microempresa en un 83%, 71% y 65%, respectivamente.

Por esto es urgente educar e impulsar para que las mujeres se empoderen y entren en las áreas de las que muchas veces son excluidas por el machismo, que sigue imperando.

Solo el 32% de las colocaciones de SBD están dirigidas a mujeres. Los montos colocados también muestran una diferencia a favor de los hombres de ¢173.068 millones.

Además las mujeres tienen un menor acceso a las cuentas bancarias. La brecha en el número de cuentas entre mujeres y hombres aumentó a 4,2% en el 2022 (3,1% en el 2020). También subió la brecha en el monto promedio del ahorro, de un 9,4% en el 2020 a un 10,1% en el 2022.

Algo que llama mucho la atención es que hay más ahorros a plazo de mujeres, pero su capacidad de ahorro es menor. El monto promedio de ahorro en captaciones a plazo es de ¢8.5 millones en mujeres y ¢12.6 millones en hombres.

Pero eso no es todo, algo que es urgente corregir es en las pensiones, el Régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) muestra un menor volumen de mujeres pensionadas respecto a los hombres, producto de la brecha de género en el mercado laboral.

El adelanto de la edad de pensión en este régimen también justifica en buena medida la cuantía menor de la pensión, ya que, el régimen debe financiar un periodo más prolongado. Para el siguiente informe se estarán incorporando las posibles brechas que existan en el Régimen Obligatorio de Pensiones (ROP).

Es importante tener claro que el Informe deja claro un detalle, existen brechas estructurales que afectan particularmente a las mujeres y les frenan el logro de su autonomía económica; es decir que no todo es culpa de la banca, aunque se debe buscar la manera de contar con información para incorporar la perspectiva de género en el diseño de productos y servicios financieros.

Compartir.

Deja un comentario