viernes, junio 14

Esfuerzos para sustituir el plástico son cada vez más urgentes

0
  • Deben usarse materiales amigables con el ambiente.

El cambio climático y sus efectos son cada vez más evidentes en todo el planeta y por eso es necesario que todas las personas tomen cartas en el asunto y asuman su cuota de responsabilidad.

Durante décadas el plástico ha sido el material por excelencia para miles de objetos necesarios para el desarrollo diario de múltiples actividades, sin embargo ahora es cuando está pasando factura y se vuelve urgente tomar un cambio de actitud.

Un esfuerzo que se ha realizado es el cambio de las bolsas de plástico de un solo uso por otras que se puedan reutilizar, como son las de tela, pero aún queda mucho por hacer.

Es por esto que lo que se conoce como materiales verdes está tomando cada vez más fuerza, e incluso se está hasta volviendo una oportunidad de negocio para emprendedores que buscan innovar con este tipo de materiales.

Los datos de ojoalclima.com, con base en cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), indican que en el mundo el consumo de plástico se ha cuadriplicado en los últimos 30 años.

Esto se contrasta con el hecho de que solamente el nueve por ciento de los residuos plásticos alrededor del mundo son reciclados, mientras que el 50 por ciento termina en vertederos.

Es decir que en la actualidad se está usando plástico pero una única vez y se esta desechando mal, lo que es una muy mala apuesta para el cuido del planeta y la conservación incluso de la propia especie humana.

Ante esto el vidrio se ha visto como una alternativa, para algunas cosas, sin embargo no se puede perder de vista el hecho de que se puede quebrar, por lo que se deben de valorar otras alternativas.

Por ejemplo el bambú se está abriendo campo como alternativa sostenible al plástico para diferentes utensilios ya que es resistente y se puede lavar sin problema, o bien se descompone con finalidad pensando en que sea algo de un solo uso.

Vasos, platos, cucharas, pajillas desechables, son solo algunas de las cosas que ya se están haciendo y se están dando un lugar en el mercado.

Incluso en la ropa también es necesario que se tomen medidas, ya que toda la ropa que es de poliéster tiene un porcentaje de plástico que hace que esta no sea biodegradable.

En este caso lo mejor es poder adquirir ropa que sea de fibras naturales como lo es el algodón, lino, cáñamo o yute, en lugar de materiales sintéticos.

Estos productos no solo son fáciles de encontrar, muy estéticos y cómodos, sino que también duran más que los fabricados con plástico. Además, la ropa hecha con fibras naturales se puede compostar cuando se ha desgastado por completo, es decir llega a tener un doble uso y no contamina sino todo lo contrario.

Otra alternativa que recomiendan los expertos es el acero inoxidable, que no es del todo natural pero es un material resistente y duradero y también es respetuoso con el medioambiente.

Para su producción este material es inocuo para el ser humano, no contamina líquidos, tiene un impacto medioambiental mínimo y es altamente reciclable, lo que lo hace una buena combinación entre durabilidad y no contaminación.

Sus múltiples cualidades han hecho que esté presente en un sinfín de artículos que tradicionalmente estaban hechos de plástico, como las pinzas para la ropa, las pajillas o las botellas y termos.

Volviendo a las fibras vegetales, como el lino, el cáñamo o el coco, pueden ser buenos materiales naturales para sustituir al plástico en muchos utensilios cotidianos. De hecho, ya se usan para revestir el interior de coches y aviones, en tablas de surf de nieve, en platos y cubiertos, entre otros.

Si realmente se quiere pensar en lograr cambios que ayuden al planeta, la lectura de las etiquetas es fundamental, porque es ahí donde se puede verificar que realmente lo que se está adquiriendo esté hecho de materiales amigables con el ambiente.

Incluso de ser necesario podría pensarse en plástico reciclado, que al menos significa que se está volviendo a usar algo que se desechó de forma correcta y no se está produciendo nuevo plástico.

Compartir.

Deja un comentario